Más de 2.013.147 clientes satisfechos       Gratis desde 40 €       Envío en 24 horas
0

Aumentar de peso de manera saludable: evite las consecuencias de la falta de peso

En muchos lugares una figura delgada y esbelta es considerada un ideal de belleza, por eso muchas mujeres y hombres luchan constantemente contra esos kilos de más. Pero también está el otro lado de la moneda: también hay personas que se sienten incómodas con su cuerpo por tener un peso por debajo de lo normal. La falta de peso tiene varias causas y debe tomarse en serio, porque de lo contrario pueden surgir algunos problemas de salud.

¿Cuándo se habla de la falta de peso?

Especialmente las mujeres entre los 14 y 30 años tienden a exagerar con las dietas y con la pérdida de peso, incluso se sienten gordas aún cuando ya tienen un suministro insuficiente de nutrientes. Obviamente, el peso ideal personal es subjetivo. Sin embargo, la percepción propia debe ser cuestionada críticamente desde una perspectiva saludable. El índice de masa corporal (IMC) se puede utilizar para calcular una posible falta peso. En los adultos se consideran que tienen una delgadez aceptable si su IMC es inferior a 18.5. Se habla de una pronunciada falta de peso cuando el índice de masa corporal es inferior a 17,5.

Los signos del problema pueden ser:

  • Notable salida de los pómulos y el contorno de la caja torácica
  • Palidez y resequedad de la piel
  • Uñas frágiles y quebradizas
  • Cabello frágil, sin brillo o la pérdida del cabello
  • Falta de energía y apatía
  • Cansancio a pesar de dormir lo suficiente
  • Problemas de concentración
  • Membranas mucosas inflamadas
  • En mujeres: trastornos del ciclo menstrual

Causas de una figura delgada

La falta de peso no siempre tiene que estar vinculada a una ingesta reducida de alimentos o incluso a un trastorno alimenticio como la anorexia. La carga genética también puede ser una razón por la cual algunas personas tienen una energía particularmente activa y, por lo tanto, queman significativamente más calorías por día que el promedio. Del mismo modo, ciertas circunstancias de la vida, angustias y el estrés, tanto en la vida profesional como en el ámbito personal, pueden ser el desencadenante para que el apetito desaparezca y aparezca rápidamente la falta de peso.

Si pierdes mucho peso durante un corto período de tiempo, aunque no hayas cambiado tus hábitos alimenticios, te sientes débil o notas los síntomas mencionados anteriormente, debes consultar a un médico, ya que la falta de peso puede tener causas relacionadas con alguna enfermedad. Los trastornos hormonales como el hipertiroidismo, enfermedades gastrointestinales como la enfermedad de Crohn o la enfermedad celíaca y las intolerancias a los alimentos como la lactosa o la intolerancia a la fructosa, por ejemplo, pueden estar detrás de todo esto y, por lo tanto, provocar una falta de peso.

Consecuencias de la falta de peso

Ser delgado no refleja necesariamente las consecuencias de la desnutrición. Además de las condiciones genéticas, pueden haber otras razones para la falta de peso y esto puede tener consecuencias. Debido a que el cuerpo está debilitado, también frena el metabolismo, y se presentan síntomas de deficiencia e incluso puede conducir a la muerte en casos extremos.

Nutrición saludable

Si estás demasiado delgado, pero estás saludable, puedes a través de estos consejos, disminuir tu porcentaje de delgadez y aumentar de peso de manera saludable.

  • Sigue un protocolo nutricional durante dos semanas y registra tu ingesta diaria de energía utilizando una tabla de calorías. Puedes aumentar el valor en 500 kilocalorías por día.
  • Come de cinco a seis comidas más pequeñas a lo largo del día.
  • Una dieta alta en calorías para la falta de peso es importante, pero también debe considerarse una alimentación saludable. Por supuesto, no deben incluirse las patatas fritas ni el chocolate. Así le suministras a tu cuerpo la energía adecuada y, por lo tanto, le das los nutrientes importantes. Debes integrar a tus comidas las nueces, frutos secos, aguacates, bananas, productos integrales y de leche entera o pescados altos en grasas, como el salmón. Además, no debes ahorrar en aceites comestibles valiosos. El aumento de la ingesta de grasas garantiza que tu cuerpo no confíe en sus propios depósitos de grasa.
  • Aumenta tu apetito decorando tus comidas y disfrutandolas en un ambiente acogedor.
  • Toma no sólo agua, sino también jugos de frutas, solos o ligados con agua con gas.
  • Haz un entrenamiento físico ligero para favorecer el crecimiento muscular. También los suplementos de alta calidad pueden incentivar el aumento de peso saludable.

La alimentación adecuada es importante en la falta de peso

Si sigues estos consejos y te riges por una buena alimentación que contrarreste la falta de peso, estarás entonces en el camino correcto para alcanzar un peso normal. El aumento de peso requiere como todo proceso, un poco de paciencia, así que dale tiempo a tu cuerpo.