Más de 2.013.349 clientes satisfechos       Gratis desde 40 €       Envío en 24 horas
0

Ayuno intermitente: Adelgazar sin privarse de nada!

A muchas personas les gusta el método del ayuno. El ayuno se puede llevar a cabo durante varios días o varias semanas. Lógicamente, el hecho de renunciar por completo a los alimentos sólidos, no es compatible con todo el mundo.

Una buena alternativa en estos casos, es el ayuno intermitente. Este consiste en llevar un ritmo de alimentación muy particular donde se alternan una fase de ingesta de alimentos y una fase de abstención de alimentos. Sin embargo, no hay cabida al hambre ni a la renuncia de algunas comidas.

Con esta forma de ayuno, se adelgaza de manera saludable, se debería poder prolongar el tiempo de vida y mejorar la salud.

Nuestros antepasados lo hicieron

Actualmente, estamos acostumbrados a un suministro superabundante de alimentos. Podemos comer lo que queramos en cualquier momento. Esta abundancia muchas veces nos hace comer demasiado, consumir mucha azúcar y mucha grasa. Por lo tanto, la obesidad y las enfermedades cardiovasculares surgen como resultado de todo esto.

Nuestros antepasados ​​no tenían a su disposición esta rica oferta de alimentos. Tenían que cazar y recolectar frutas para alimentarse. Es por eso, que algunos días había abundante comida en la mesa y otros días había poco para comer.

¿El ayuno intermitente es perjudicial para la salud?

El ayuno suena aterrador para la mayoría de las personas. La idea de tener que renunciar a los alimentos durante varias horas o incluso un día entero no nos agrada mucho a todos. Además, muchos creen que el ayuno podría ser dañino para nuestro organismo o perjudicial para nuestra salud.

Pero todo lo contrario. La experiencia del ayuno intermitente muestra claramente que el organismo se alivia, el sistema inmunológico se fortalece y se adelgaza automáticamente de forma saludable.

Mejorar la salud a largo plazo

Comer en exceso o menos de lo normal, promueve el desarrollo de enfermedades. Especialmente las enfermedades cardiovasculares aumentan considerablemente debido a la obesidad y a la ingesta de alimentos poco saludables. En este caso, se puede acudir al ayuno intermitente.

La alimentación de nuestros antepasados ​​se remonta al centro de los estudios científicos. Numerosos expertos en nutrición han llegado a la conclusión de que un ritmo alternativo en la ingesta de alimentos puede reducir significativamente los factores de riesgo que una dieta poco saludable aporta a nuestra salud.

Estos incluyen las siguientes enfermedades en particular:

  • Las enfermedades cardiovasculares
  • Enfermedades degenerativas del sistema nervioso

El ritmo cambiante en la ingesta de nuestros alimentos también puede contribuir a mejorar la salud.

¿Cómo funciona el ayuno intermitente?

Esta forma de adelgazar es bastante fácil, ya que ni siquiera se necesita un plan de alimentación adecuado para perder peso. Un período normal de alimentación es seguido por un período de ayuno, uno o más días, durante el cual no se come nada, solo alimentos líquidos. Estos pueden ser un caldo de verduras caliente, cocinado a partir de verduras frescas, del que solo se podrá tomar el líquido. Así mismo, está permitido tomar agua mineral, café o té de hierbas, sin azúcar o edulcorantes.

Ayuno intermitente

Un día de ayuno a la semana

Esta variante se elige con frecuencia porque no es tan difícil abandonar solo un día los alimentos sólidos. También, dos días de ayuno a la semana son una alternativa común.

Este ritmo de alimentación puede conducir a una buena pérdida de peso. Sin embargo, solo con la condición de que en los días en que se consumen los alimentos, no se consuman demasiadas calorías, de lo contrario se perderán los pequeños éxitos. Nuestras recetas bajas en calorías, le pueden ser útiles.

Hacer dieta varios días a la semana

Mucha gente, elige la opción uno a uno con el fin de perder peso. Esto significa comer un día saludable pero normal, y ayunar al día siguiente. Quien elija esta opción, puede lograr una buena pérdida de peso. Incluso si come durante dos días y ayuna durante un día, se puede perder peso.

Periodos de ayuno diarios

El ayuno intermitente también se puede hacer por horas. Eso significa, comer durante un período de cuatro a seis horas al día y ayunar las horas restantes.

Entonces, si comienza a comer a las diez de la mañana, comerá porciones pequeñas de alimentos sólidos hasta las 4 de la tarde a más tardar, las otras horas se utilizarán para ayunar. Es necesario mencionar, que durante el período de ingesta de alimentos, solo se deben consumir alimentos saludables y bajos en calorías.

Ayuno intermitente y hambre

La experiencia demuestra que el ayuno no es familiar para muchos de nosotros y uno se imagina al principio que está constantemente hambriento. En la mayoría de los casos, es más apetito que hambre en realidad.

Aquellos que consumen muchos carbohidratos, hacen que su azúcar en la sangre fluctúe y tendrán más probabilidades de sentir hambre que aquellos que comen una dieta bien balanceada.

Deporte y ayuno intermitente

Que el ejercicio sea bueno para nuestra salud, no es un tema de discusión. Así que mientras nosotros ayunemos, debemos movernos. Nuestro cuerpo tiene suficiente energía para hacer frente a las actividades deportivas. El deporte apoya nuestro sistema inmunológico, nos sentimos más jóvenes y es beneficioso para nuestra salud.

Ayuno intermitente, culturismo y musculación

El fisicoculturismo se asocia repetidamente con comidas regulares y una mayor ingesta de calorías. Para una construcción muscular efectiva y saludable es esencial una dieta rica en calorías. Pero ¿qué pasa con la pérdida de grasa? El ayuno intermitente es cada vez más nombrado en el fisicoculturismo y el desarrollo muscular. Como complemento del entrenamiento de fuerza, este tipo de dieta puede garantizar una ingesta adecuada de nutrientes esenciales y al mismo tiempo estimular la pérdida de grasa. También los suplementos alimenticios de alta calidad deben ser mencionados en este contexto.

Conclusión del ayuno intermitente: bueno para la salud y la pérdida de peso

  • Mejora los niveles de colesterol
  • Mejora el nivel de azúcar en la sangre
  • Previene enfermedades cardiovasculares
  • Baja la presión arterial
  • Protege contra enfermedades del sistema nervioso
  • Fortalece el sistema inmunológico
  • Fortalece los músculos

Definitivamente vale la pena probar el método del ayuno intermitente. No hace ningún daño, y si quiere adelgazar, puede ayudarlo a alcanzar rápidamente sus objetivos.