Más de 2.013.174 clientes satisfechos       Gratis desde 40 €       Envío en 24 horas
0

Dieta a la hora de la cena: Pocos carbohidratos y muchas proteínas

Desde hace algún tiempo, la regla de "no consumir carbohidratos por la noche" se ha considerado como el consejo más adecuado para la pérdida de peso. Es un hecho, que se elimina más grasa cuando las personas se toman muy en serio el consejo de que su alimentación sea baja en carbohidratos. GloryFeel explica en qué consiste esta dieta a la hora de elegir la cena y cómo puedes llegar a alcanzar a figura de tus sueños gracias a una alimentación saludable.

¿Por qué los carbohidratos no son adecuados en las noches?

Los carbohidratos hacen que los niveles de azúcar en la sangre aumenten. Esto libera insulina, que tiene la tarea de reducir los niveles de azúcar en la sangre al estimular a otras células del cuerpo para que absorban la glucosa de la sangre. Al mismo tiempo, la insulina también promueve la formación de grasa e inhibe su descomposición. Durante el día, nuestro cuerpo necesita carbohidratos para suministrar energía a nuestro cerebro y músculos. Sin embargo, es mejor no comerlos durante la noche si se quiere cumplir una dieta.

¿Adelgazar mientras dormimos?

Eso sería demasiado bueno para ser verdad, pero si se puede ayudar un poco al cuerpo a perder peso por las noches. Si se evitan los carbohidratos tanto como sea posible durante la cena, se estimulará la quema de grasa. Un nivel bajo de insulina hace que la hormona de crecimiento somatotropina se active, la cual se considera un quemador de grasa natural.

Desayune como un emperador, almuerce como un rey y cene como un mendigo

Si usted se asegura de que la cantidad de carbohidratos disminuya a lo largo del día, está bien encaminado hacia una figura delgada y esbelta. Sin embargo, para lograr el éxito en la pérdida de peso, el balance energético de todo el día es decisivo: sólo aquellos que queman más calorías de las que consumen perderán peso.

Los siguientes alimentos se recomiendan para la noche:

Sus recetas para una dieta a la hora de la cena deberían ser:

  • ricas en proteínas
  • con la menor cantidad de grasa posible
  • y bajas en carbohidratos

No es fácil prescindir completamente de los carbohidratos, porque están presentes en una pequeña medida en casi todos los alimentos. Pero, sobre todo, se encuentran en el pan, las patatas, la pasta, el arroz, las frutas y el azúcar. Estos alimentos sólo deben consumirse como un pequeño acompañamiento. Idealmente, las recetas de su dieta por las noches consisten en verduras frescas o ensaladas (tenga cuidado con los aderezos ricos en grasa y azúcar) y se complementan con alimentos ricos en proteínas. Así mismo, proporcione a su cuerpo sustancias vitales, más aún durante una dieta.

Para una cena rápida y práctica

¿Después de una larga jornada de trabajo no te queda energía para cocinar ni probar nuevas recetas? Eso es absolutamente comprensible! Pero antes de comer pizza congelada, prueba una receta rápida y saludable, como por ejemplo la mozzarella y el tomate. Condimentada con hojas de albahaca fresca, pimienta y crema balsámica, esta cena dietética no sólo deleita el paladar, sino que también satisface el hambre muy bien con su contenido de proteínas (la mozzarella también viene baja en grasa).

Mucha proteína por la noche

Las proteínas causan la reacción a la insulina más baja de todos los alimentos - así que disfruta del queso fresco, el requesón, el queso semiduro bajo en grasa y ocasionalmente, del tofu, la carne o el pescado. En nuestro Sitio Web encontrarás numerosas recetas de dietas y comidas rápidas saludables que pueden ser preparadas sin gran esfuerzo.

La preparación lo es todo

Tal vez puedas cocinar una deliciosa sopa de verduras el fin de semana, que se puede congelar y descongelar en porciones por la noche. En las épocas más cálidas del año, algunas sopas también se pueden disfrutar frías, por ejemplo, una refrescante sopa de pepino. Así no caerás en la tentación de reemplazar tu dieta con comida rápida poco saludable debido al agotamiento en las noches.

El hombre es una criatura de hábitos

En la mayoría de los casos es difícil cambiar los hábitos. Se puede probar poco a poco, empezando a reemplazar la cena clásica dos o tres veces a la semana con una receta baja en carbohidratos y alta en proteínas. Incluso si continúa comiendo una pequeña porción de papas y se las arregla para prescindir de las papas fritas y del chocolate frente al televisor, ya se ha dado un gran paso en su proceso de adelgazamiento.