Más de 2.013.334 clientes satisfechos       Gratis desde 40 €       Envío en 24 horas
0

El “clean eating”: más que una dieta

El “clean eating” más que una dieta, es una nueva tendencia en nutrición. Principalmente, consiste en comer lo más natural posible, comer sano y fresco. Las comidas preparadas, como la pizza congelada y los alimentos con una larga lista de ingredientes, están prohibidas en el clean eating y eso se debe a una buena razón: los aditivos artificiales como los potenciadores del sabor, entre otros, no son nada saludables.

¿Qué hay detrás de la tendencia del “clean eating”?

Clean eating significa comida limpia y pura. Esto puede parecer un poco higiénico y estéril, pero en realidad tiene que ver más con la autenticidad de los alimentos. La regla más importante para una alimentación pura es que la comida debe ser natural, sin procesar, como por ejemplo las verduras, frutas, productos integrales y lácteos. La carne y el pescado forman la base y pueden cocinarse y refinarse según las preferencias personales con una variedad de recetas.

Cuando compre en el supermercado, es útil tener siempre una mirada crítica a la lista de ingredientes de cada producto. Cuanto más corta sea la lista, mejor. Los alimentos con más de cinco ingredientes generalmente no son "limpios" y, por lo tanto, no pueden consumirse. Quienes se rigen por el método del “clean eating” deben abstenerse automáticamente de los edulcorantes, colorantes y saborizantes, potenciadores del sabor, conservantes, grasas trans y otros aditivos poco saludables o artificiales.

Para quien es esta tendencia en nutrición

El “clean eating” es adecuado para cualquier persona que quiera hacer algo bueno para su salud. No es una dieta, sino un cambio permanente en la alimentación, que corresponde en principio a los alimentos naturales y con un valor nutritivo. En la alimentación pura se puede incluir carne y pescado, se puede hacer vegetariana o vegana. Básicamente, no se debe prescindir de nada, únicamente de la comida chatarra.

Clean eating: plan nutricional y recetas

No hay una dieta estricta para perder peso en el “clean eating”, pero debe tener en cuenta algunas cosas si quiere comer de manera saludable:

  • Desayunar regularmente
  • Beber aproximadamente 3 litros de agua al día
  • Consumir hasta seis comidas pequeñas al día
  • Comer muchas frutas y verduras frescas
  • Combinar carbohidratos complejos y proteínas bajas en grasa
  • Proporcionar al cuerpo suficientes ácidos grasos insaturados saludables
  • Limitar el alcohol
  • No consumir lo siguiente:
  • Refrescos
  • Comida rápida o comida chatarra
  • Alimentos con aditivos
  • Edulcorantes artificiales como el aspartamo
  • Alimentos especialmente altos en calorías
  • Harina blanca y azúcar
  • Grasas saturadas

Adelgaza fácil con el “clean eating”

Los alimentos procesados ​​industrialmente, contienen grasas ocultas, demasiada azúcar y sal. Aquellos que se alimentan regularmente con comida rápida o comidas preparadas no solo dañan su salud y aumentan el riesgo a las enfermedades de la civilización como la diabetes o la aterosclerosis, sino que también arruinan su figura a largo plazo.

Con el “clean eating”, no tienes que contar calorías, puntos ni nada por el estilo, tampoco necesitas alimentos especiales de dieta. En todos los supermercados hay alimentos frescos para comer, lo que hace que esta forma nutricional sea muy adecuada para el día a día. Será aún más saludable (y más ecológico) si prestas atención a comprar los productos  regionales y estacionales. Tal vez haya un mercado semanal en tu urbanización, el cual puedas visitar regularmente. El 'alimento puro' garantiza que te ocupes de tus comidas, reconozcas la calidad y comas sano con placer. Con estos sencillos consejos y algunas recetas deliciosas, puedes deshacerte del exceso de peso rápidamente.

Recetas adecuadas para estimular el metabolismo y la digestión

Si implementas el “clean eating” con ingredientes de alta calidad nutricional, no llenarás solamente tu estómago, sino que le proporcionarás a tu cuerpo las vitaminas y fibras más importantes. Tu metabolismo y tu digestión te lo agradecerán. Porque ambos son fundamentalmente importantes para tener un peso saludable y una vida activa. ¡Desecha todo lo malo de tu nevera y el armario y comienza el “clean eating”! En Internet encontrarás varias recetas sabrosas para comer.