Más de 2.136.214 clientes satisfechos       Gratis desde 40 €       Envío en 24 horas
0

Fibra dietética: Indispensable para una digestión saludable

Una alimentación saludable debe llevar necesariamente alimentos con fibra, ya que tiene un efecto positivo en nuestro cuerpo y, por lo tanto, en nuestra salud. La fibra dietética asegura una digestión efectiva y un intestino saludable. Un adulto debe consumir aproximadamente 30 g de fibra al día. Entre los alimentos ricos en fibra se encuentran los granos integrales, las frutas y las verduras.

¿Por qué nuestro cuerpo necesita fibra?

Porque la fibra vegetal es casi vital para nosotros. Nos protegen de enfermedades e incluso se comercializan como productos adelgazantes.

La función de la fibra insoluble

La fibra es puramente de origen vegetal y apenas contiene nutrientes o calorías. Son rellenos naturales para el intestino. Hace su recorrido a través de él, asegurándose de que no se atasque nuestro órgano más largo y no suframos de estreñimiento. Especialmente las personas que toman muy poca fibra insoluble sufren constantemente de estreñimiento.

La fibra soluble nos ayuda a mantenernos saludables

Son indispensables para el metabolismo. Si consumimos fibra soluble con nuestros alimentos, tenemos un efecto positivo sobre los lípidos en la sangre, como nuestro nivel de colesterol. El colesterol ya está unido en el intestino y los valores se mantienen en un nivel saludable.

Se estimula la peristalsis intestinal, las heces se aflojan y se pueden eliminar mejor. La flora intestinal es influenciada de manera positiva y apoya las bacterias intestinales "buenas". Un intestino sano y limpio es compatible con nuestro sistema inmunológico y estamos mejor protegidos contra las enfermedades. Es importante que bebamos mucha agua para darle a la fibra soluble la oportunidad de hincharse. De lo contrario, se compactan y nuestros intestinos se vuelven lentos.

¿Qué son las fibras dietéticas?

Tenemos que diferenciar entre dos tipos de fibra. La fibra soluble e insoluble.

La fibra soluble se encuentra principalmente en legumbres y cereales. Al unir líquidos, se hinchan y aumentan su volumen muchas veces. Como resultado, tenemos, entre otras cosas, una sensación de saciedad que dura mucho tiempo. Tenemos la sensación de haber comido lo suficiente, y esto lleva, por ejemplo, a un efecto secundario favorable en una dieta.

La fibra insoluble se encuentra en alimentos como frutas y verduras. Tienen un efecto muy positivo en nuestra digestión. Es por eso que los nutricionistas nos siguen diciendo que debemos comer muchas frutas, verduras, legumbres y productos integrales.

Antes solía ​​pensarse que la fibra no era necesariamente útil para el cuerpo porque el cuerpo la excreta sin digerir. Hoy día se sabe que la fibra tiene grandes beneficios para nuestro cuerpo.

Protege contra las enfermedades de “la civilización”

La fibra que consumimos con nuestras comidas diarias evita las siguientes enfermedades conocidas como enfermedades de la civilización, del estilo de vida:

  • Hipertensión
  • Enfermedades del corazón
  • Diabetes
  • Cálculos biliares
  • Varices

Incluso debemos cuidarnos del cáncer de colon con el consumo de fibra

Muy poca comida rica en fibra

En nuestro estilo de vida acelerado, generalmente no le prestamos mucha atención a lo que comemos. Una hamburguesa entre una cosa y otra o una salchicha que se nos atraviesa en el camino. En la casa, abrimos una lata y calentamos al microondas. Esto no es saludable, pero es muy práctico. Y luego nos preguntamos a qué se debe que nos sintamos débiles o malhumorados.

Sería mejor, en lugar de la salchicha alta en grasa y baja en fibra, comer una ensalada o sopa de verduras. También una manzana como merienda, mejora nuestra salud y mantiene los intestinos en movimiento.

Por amor a la figura!

Las frutas, las verduras, las ensaladas y los productos integrales no solo son deliciosos y saludables, sino que también lo mantienen satisfecho por más tiempo. Si consumimos comida rápida o poco saludable, lo más seguro es que estas contengan muchas calorías. Si desea perder peso, debe abstenerse por completo de la comida rápida, la harina blanca y el azúcar y cambiar su alimentación a largo plazo. Las nueces tienen mucha fibra. Sin embargo, uno no debe olvidar el alto contenido de grasa en una dieta y comer solo en cantidades muy pequeñas por el bien de la figura.

Más fibra en la alimentación

Todos aquellos que se han alimentado hasta ahora con comida rápida y comidas preparadas listas de supermercado y quisieran cambiar su alimentación consumiendo más fibra, deben hacer la transición en pequeños pasos. Porque si de repente se consume demasiada fibra dietética, puede producirse una flatulencia dolorosa.

Reemplazamos primero la rebanada de pan blanco por el pan integral, el pedazo de pastel por una manzana. Además, hay que beber mucho líquido, preferiblemente agua mineral o té de hierbas. Esto también ayuda con el cambio de alimentación. Aquellos que quieren hacer un poco más por su salud, pueden tener más actividad física en su vida cotidiana y también pudiesen tomar suplementos alimenticios.