Más de 2.136.139 clientes satisfechos       Gratis desde 40 €       Envío en 24 horas
0

Dieta baja en carbohidratos: ¿sin carbohidratos a la figura ideal?

La dieta baja en carbohidratos se basa en evitar en gran medida los hidratos de carbono. El pan y la pasta son tabú. En cambio, el enfoque de esta dieta baja en carbohidratos se basa en vegetales y alimentos ricos en proteínas como carnes o productos lácteos. Incluso la crema y el tocino están permitidos.

Pero, ¿es realmente posible perder peso con un plan de dieta baja en carbohidratos? ¿O al final, esta dieta solo es dañina para la salud?

¿Qué hay detrás de “bajo en carbohidratos”?

Cuando consumimos carbohidratos en forma de chocolate, por ejemplo, nuestro nivel de azúcar en la sangre se eleva bruscamente y el cuerpo libera una gran cantidad de insulina. El azúcar en la sangre vuelve a caer después de un corto tiempo y puede ocasionar antojos de ciertos alimentos no saludables. Una dieta alta en carbohidratos puede hacernos consumir más calorías de las que necesitamos.

Diferentes dietas bajas en carbohidratos

Al eliminar los carbohidratos, el azúcar en la sangre se mantiene constante y la secreción de insulina baja, lo que acelera la pérdida de grasa. En este principio, se basa la dieta baja en carbohidratos.

Existen diferentes planes de alimentación para una dieta baja en carbohidratos, la más original y estricta es la dieta de Atkins.

Pero también la dieta Dukan, el método Logi y la dieta Paleo, entre otras, incluyen un plan de alimentación bajo en carbohidratos para perder peso.

Adelgazar rápidamente con la dieta baja en carbohidratos

Muchos seguidores de esta alimentación baja en carbohidratos apuestan por el éxito de esta dieta, y de hecho, se adelgaza rápidamente. Con el simple hecho de llevar una alimentación baja en carbohidratos, el metabolismo ya funciona de manera diferente.

Si prescindimos de los carbohidratos, el cuerpo no puede procesar las grasas como de costumbre y no está en una posición de aumentar la masa corporal. Por lo tanto, perder peso con un plan de dieta baja en carbohidratos es posible, incluso si se consumen grandes cantidades de proteínas y grasas.

¿Cómo es un plan de alimentación bajo en carbohidratos?

Los alimentos permitidos bajos en carbohidratos son:

  • Carne y embutidos de todo tipo
  • Pescados (fresco, ahumado o enlatado)
  • Mariscos
  • Huevos
  • Grasas / aceites animales y vegetales
  • Hongos
  • Una variedad de vegetales
  • Casi todos los productos lácteos (preste atención a la baja cantidad de azúcar)
  • Algunos frutos secos y frutas

Las papas, el arroz, la pasta, el pan, los cereales, el azúcar (azúcar de mesa, miel, pasteles, dulces, etc.) y el alcohol se eliminan del menú. En un estricto plan de alimentación bajo en carbohidratos se pueden renunciar también a ciertas frutas debido a su gran contenido de fructosa.

Riesgos de una dieta baja en carbohidratos

Una dieta muy estricta que prescinda por completo de un grupo de nutrientes frecuentemente conlleva riesgos. Muchos nutricionistas en Alemania son bastante escépticos sobre la dieta baja en carbohidratos. Especialmente, para las personas con enfermedades cardiovasculares, las mujeres embarazadas y los ancianos, el aumento en el consumo de grasas es problemático: la grasa puede obstruir las arterias y afectar negativamente los niveles de colesterol.

Altas cantidades de proteínas pueden ser peligrosas para los pacientes con problemas renales y hepáticos. Además, la dieta baja en carbohidratos puede conducir a la falta de vitaminas, fibra y fitoquímicos. Es recomendable observar bien el cuerpo y la condición. Las señales de advertencia como dolor de cabeza, estreñimiento, calambres musculares, fatiga o mal aliento, deben tomarse en cuenta.

Pérdida de peso saludable y permanente con una dieta baja en carbohidratos

Quién quiera deshacerse de unos cuantos kilos de más a corto plazo, puede recurrir sin duda al principio de la alimentación baja en carbohidratos.

Abstenerse de hidratos de carbono tanto como sea posible durante unos días no daña la salud de inmediato.

Sin embargo, es recomendable apoyar al cuerpo con suplementos alimenticios de alta calidad y proporcionarle vitaminas y minerales vitales para evitar la falta de nutrientes.

Otra opción menos estricta sería diseñar una dieta baja en carbohidratos sólo por las noches, para aumentar la quema de grasas. Además, no ingiera carbohidratos no saludables como el azúcar o dulces durante el día. En lugar de eso, coma productos integrales que mantienen estable el azúcar en la sangre. Así bajará de peso de manera saludable y, sobre todo, permanentemente. Esfuércese y tenga como objetivo cambiar su alimentación a largo plazo, consumiendo pocos carbohidratos para evitar así el efecto yo-yo.