Más de 2.007.117 clientes satisfechos       Gratis desde 40 €       Envío en 24 horas
0

Pegana: Una combinación entre Paleo y Vegana

La dieta vegana y la Paleo son dos formas de alimentación que se están volviendo cada vez más populares. Mark Heyman, un médico americano, tuvo la idea hace algún tiempo de combinar las ventajas de una dieta puramente vegetal (vegana) con las de una dieta de la Edad de Piedra (paleo). Así nació la tendencia nutricional "Pegana". Pero, ¿en qué consiste exactamente la dieta Pegana?

Pegana - ¿Se pueden combinar el veganismo y el paleo?

Las personas que se alimentan de forma vegetariana renuncian a todos los alimentos de origen animal, es decir, no sólo a la carne, sino también a los productos lácteos, los huevos y la miel. La alimentación Paleo consiste en comer sólo alimentos que ya estaban disponibles para las personas en la Edad de Piedra. Por lo tanto, los productos lácteos, el azúcar, los cereales y, por supuesto, todas las comidas listas producidas en fábricas son tabú.

La dieta pegana combina lo vegano y lo paleo, poniendo claramente en primer plano el consumo de frutas y verduras, pero no prohíbe la carne en su totalidad. Pegana significa elegir una dieta muy consciente, que consiste principalmente en comer alimentos frescos y no procesados sin carbohidratos ni aditivos refinados.

Las 10 normas para la alimentación Pegana

1.- Comer alimentos con un índice glucémico bajo

El índice glucémico indica el efecto que tiene un alimento que contiene carbohidratos sobre el azúcar en la sangre. Cuanto más alto sea el valor, mayor será el aumento del azúcar en la sangre. Así que asegúrese de que su comida y los alimentos están en su dieta que apenas contienen azúcar y no contienen carbohidratos refinados. Con frutas, verduras, nueces y semillas, vas por el camino correcto y lograrás una buena alimentación pegana.

2.- Comer principalmente alimentos vegetales

Aunque la carne está permitida, la base de la alimentación pegana consiste en frutas y verduras. La porción vegetal debe estar al 75 por ciento.

3.- Elegir las grasas adecuadas

Grasas de nueces, aguacates o también los ácidos grasos saturados de la carne orgánica en pequeñas cantidades son bienvenidos y por lo tanto, pueden apoyar a los vegetarianos de alguna manera. Sin embargo, debe evitar los aceites vegetales como el de girasol, colza o soja.

4.- Consumir carne sólo como guarnición

Las recetas de paleo son a menudo bastante carnosas. La dieta pegana ve la carne sólo como un acompañante. Por ejemplo, en un plato principal, la carne puede representar una cuarta parte de la porción total como máximo.

5.- Comer carne de alta calidad, solo de vacas de praderas

La carne de vacas de praderas criadas ecológicamente es mucho más saludable que la carne de la ganadería convencional. Contiene niveles particularmente altos de ácidos grasos omega-3, vitamina A y vitamina D. Si desea comer pescado de vez en cuando, debe elegir especies que también contengan muchos ácidos grasos omega-3 como las sardinas o el salmón.

6.- Evitar los productos lácteos

La nutrición vegana y la dieta Paleo son congruentes en este punto y así también se aplica en la alimentación pegana: Los productos lácteos están prohibidos! Algunos estudios (por ejemplo, el conocido "Estudio Chino") han demostrado que los productos lácteos pueden promover el desarrollo de la obesidad, la osteoporosis y las enfermedades cardiovasculares.

7.- Evitar el gluten y los granos enteros

En una dieta pegana se debe prescindir del gluten (proteína de gluten) y por lo tanto de la mayoría de los cereales. Evite también los productos de granos enteros - según Hyman estos deberían aumentar el nivel de azúcar en la sangre y promover el desarrollo de enfermedades autoinmunes.

8.- Muchas nueces, pocas legumbres

Las nueces y las semillas son ricas en proteínas, minerales y grasas saludables y, por lo tanto, se deberían disfrutar a diario. En el caso de las legumbres, sin embargo, se recomienda tener precaución en consumirlas. La razón: se supone que los frijoles causan problemas digestivos y aumentan los niveles de azúcar en la sangre.

9.- Dulces sólo excepcionalmente

El azúcar refinada y los sustitutos (artificiales) del azúcar no tienen cabida en una dieta pegana. Si no puede prescindir de la dulzura, puede usar jarabe de arce, miel o azúcar de flor de coco con moderación.

10.- Prohíba los aditivos en sus alimentos

En la Edad de Piedra no existían aromas, colorantes ni conservantes, por lo que estos aditivos no se permiten tampoco en la alimentación pegana. Por lo tanto, los productos acabados y los alimentos muy elaborados no son compatibles con la dieta pegana.

Ya sea pegana o no: todo depende de una alimentación consciente

Tal vez las reglas dietéticas estrictas no son las adecuadas para ti. Lo que hace que la dieta pegana sea interesante, sin embargo, se requiere de una manipulación consciente de los alimentos. Los alimentos originales y los alimentos no procesados son el punto central de este tipo de alimentación y es muy importante el origen de las frutas, las verduras y la carne. El prescindir del azúcar y de la harina blanca no sólo es bueno para la salud, sino también para la figura. Así que simplemente combina la dieta vegana con la dieta Paleo para que la dieta pegana pueda ser aprovechada al máximo y brindar excelentes resultados.