Más de 2.136.179 clientes satisfechos       Gratis desde 40 €       Envío en 24 horas
0

Sustancias vitales: piezas fundamentales para un organismo saludable

Las sustancias vitales son, como el término ya lo revela (Vita = vida), indispensables para la vida. Solo cuando el cuerpo está suficientemente provisto de éstas sustancias vitales, todos los procesos metabólicos funcionan sin problemas y cura las enfermedades de forma independiente. La función de los órganos, las articulaciones y los músculos, así como la capacidad mental están directamente relacionados con el suministro óptimo de estas sustancias esenciales. Pero, ¿qué son exactamente éstas sustancias vitales y cómo se cubre la necesidad de las mismas en el organismo?

Qué son las sustancias vitales?

Los nutrientes vitales incluyen varios micro y macronutrientes, que son responsables, entre otras cosas, de la utilización de los alimentos, de un sistema inmune fuerte, del desarrollo de los tejidos y de la regeneración de las células. Algunas sustancias vitales pueden ser producidas por el cuerpo mismo, otras deben ser absorbidas como componentes naturales a través de la alimentación. Dentro de las sustancias vitales se encuentran:

  • Vitaminas
  • Minerales
  • Oligoelementos
  • Ácidos grasos esenciales
  • Aminoácidos esenciales
  • Compuestos de materias vegetales
  • La vitamina C y el zinc fortalecen las defensas del cuerpo, el calcio asegura la salud de los huesos y los dientes, la biotina para embellecer la piel, el cabello y las uñas - cualidades que probablemente todo el mundo ya ha oído alguna vez.

Pequeñas irritaciones y lesiones en la piel se pueden curar rápidamente mediante el suministro de sustancias vitales. Un suficiente abastecimiento de las mismas, es indispensable para la salud, la belleza, el bienestar y la actividad y evita los síntomas de deficiencia.

El estilo de vida poco saludable conduce a la deficiencia de sustancias vitales

Según la recomendación de la Sociedad Alemana de Nutrición (Deutschen Gesellschaft für Ernährung - DGE), debemos comer frutas, vegetales y ensaladas cinco veces al día. Sin embargo, la mayoría de las personas no logran cumplir ese consejo, porque la vida cotidiana está llena de estrés y agitación. Normalmente, se come una hamburguesa, comida rápida o comidas preparadas para microondas.

Aunque esto ahorra tiempo y es muy práctico, lamentablemente no es nada saludable. El estrés permanente también agota las sustancias vitales y a medida que la gente envejece se producen síntomas de deficiencia, que hace que los procesos para sanar al cuerpo ya no se puedan realizar. Los siguientes hábitos de alimentación y de vida propician la falta de sustancias vitales:

Hábitos alimenticios de antes y los de ahora - Una comparación

Alimentación de nuestros antecesores Nuestra alimentación de hoy día

Ácido fólico (mg / día)

360

150

Vitamina C (mg / día)

600

80

Vitamina A (mg / día)

17

7

Vitamina E (mg / día)

33

8

Zinc o Cinc (mg / día)

43

10

Calcio (mg / día)

2000

750

Potasio (g / día)

10,5

2,5

Sodio (g / día)

0,8

4

Fibra (g / día)

100

12

Grasa total (% de las calorías suministradas)

21

42

  • Comida rápida
  • Productos listos para comer
  • Pocas frutas, verduras y ensaladas
  • Demasiada azúcar
  • Demasiada grasa
  • Medicamentos
  • Píldora anticonceptiva
  • La falta de ejercicio
  • Estrés y agitación
  • No cumplir con las horas de sueño recomendadas
  • Alcohol y cigarrillos

¿Qué efectos tiene la falta de sustancias vitales?

Sin el suministro de las sustancias vitales el cuerpo no funciona bien, porque éstas son responsables de numerosos procesos bioquímicos en el cuerpo. Las funciones que sanan el cuerpo de manera natural, ya no pueden cumplirse. Si hay una falta de sustancias vitales, se producen síntomas graves de deficiencia como:

  • Se ralentiza el metabolismo
  • El contenido de micronutrientes en las células es menor
  • Se debilitan las defensas
  • Los radicales libres interrumpen el flujo saludable en el cuerpo

En primer lugar, la deficiencia de sustancias vitales produce cansancio y apatía. Así mismo, una piel seca y pálida, uñas quebradizas, falta de concentración o irritabilidad, estos síntomas también pueden indicar una falta de sustancias vitales. Si esta deficiencia persiste, pueden presentarse enfermedades graves. Por ejemplo, pueden ocurrir enfermedades cardiovasculares u osteoporosis y pueden ocurrir más infecciones.

Para evitar esto, se pueden comprar sustancias vitales, que están disponibles en forma de suplementos alimenticios de alta calidad. Debido a lo fácil que puede darse una deficiencia de las sustancias vitales en nuestro cuerpo, se debe prestar atención a los síntomas descritos anteriormente. En caso de malestar persistente, es aconsejable visitar su médico de confianza para que realice un exámen de sangre para verificar los valores individuales de minerales, oligoelementos o vitaminas. Sólo de esta manera, es más efectivo tratar una deficiencia de estos valores con los suplementos alimenticios adecuados.

Prevenir enfermedades y sanarse con sustancias vitales

Las sustancias vitales, como las vitaminas, son esenciales para fortalecer el sistema inmunitario y para mantener el cuerpo saludable. Por lo tanto, no es de extrañar que el aspecto preventivo tenga prioridad. Incluso, si tenemos ya algunas dolencias, una mayor ingesta de sustancias vitales puede conducir a una mejora de los síntomas o incluso a una cura definitiva.

¿Es suficiente una alimentación saludable para cubrir sus necesidades?

Debido a los modernos procesos de fabricación, los alimentos ya no contienen los nutrientes que el cuerpo necesita para mantenerse sano y vital. Los suelos, donde en realidad deberían crecer alimentos saludables, a menudo son lixiviados y ya no son suelos fértiles y apropiados para las plantas.

Los siguientes factores pueden restar los nutrientes de nuestros alimentos:

  • Suelos pobres en nutrientes
  • Productos fitosanitarios, como pesticidas, fungicidas o herbicidas
  • Las largas rutas de transporte que promueven la falta de sustancias vitales
  • Tiempos de almacenamiento demasiado largos
  • Fuerte procesamiento de los alimentos
  • Aditivos alimenticios como saborizantes, conservantes, colorantes
  • El calor del microondas
  • La cocción demasiado larga de los vegetales y legumbres

Incluso si la ensalada, las frutas y las verduras están a menudo en el menú diario, puede darse el caso todavía de que no se suministren las suficientes sustancias vitales al cuerpo.

Suministrar sustancias vitales específicas: prevenir los síntomas de deficiencia

Las frutas y vegetales orgánicas o ecológicas, que se cultivan a nivel regional y estacional, deben comprarse y consumirse siempre que sea posible, esto sería el primer paso y formaría una buena base para prevenir las deficiencias de las sustancias vitales. Además, se debe procurar tener una alimentación variada y balanceada para proporcionar al cuerpo todas las sustancias que requiere. Además, los suplementos alimenticios de alta calidad también son recomendables.

Principalmente los niños y adolescentes, en fase de crecimiento, mujeres embarazadas y lactantes, así como las mujeres en el período de la menopausia, deportistas y las personas que se ajustan a estrictas dietas, tienen una mayor necesidad de nutrientes y deben asegurar el suministro adecuado. Quien quiera comprar nutrientes, encontrará toda una variedad de productos en línea. Sin embargo, se debe prestar atención a la calidad de los mismos. Los nutrientes disponibles en todos los suplementos alimenticios de GloryFeel como por ejemplo, en las vitaminas para el cabello o las vitaminas del complejo B, son prueba de una alta calidad farmacéutica y apoyan al cuerpo de una manera natural y saludable.